sábado, 7 de mayo de 2011

El dinero y sus funciones en la economía

Todos los días realizamos transacciones en las que utilizamos dinero, pero si le pedimos a una persona que nos diga qué es el dinero, nos contestará que es algo que le sirve para comprar lo que se necesita.


Son varias las funciones que cumple el dinero en la sociedad capitalista. Las más importantes son:



El valor de las mercancías se expresa en forma monetaria; esto es, a través del dinero, mediante determinada cantidad de oro o plata si estos metales son utilizados como mercancía dinero.

Pero como el valor se manifiesta a través del precio, y éste es la expresión monetaria del valor, llegamos a la conclusión de que el precio es determinada cantidad de dinero, o en otras palabras: “en sus precios, las mercancías son representadas como cantidades de oro”.

Para cumplir con la función de medida de valores no se requiere la presencia real del dinero, del oro. Basta con realizar mentalmente la operación; esto es, suponer la existencia de dinero imaginario. 

Para cumplir con la función de patrón de precios se requiere de la presencia real del dinero. 

Esta unidad de medida ha cambiado a través del tiempo, por lo que han existido diferentes patrones monetarios, basados en el oro, la plata, el cobre, el níquel, etc. Por esto mismo, una misma mercancía puede tener varios precios según el metal o la unidad de medida en que se exprese. 


La existencia de dinero real permite el intercambio de mercancías. Lo que realmente se intercambia son los trabajos de los diferentes productores materializados en las mercancías. 

El dinero en efectivo sirve como intermediario en el proceso de circulación de las mercancías. Antes de cambiar una mercancía por otra aparece el dinero, que cumple está función en forma momentánea, ya que una vez realizado el cambio de una mercancía interviene en el cambio de otra. 


Debido a que el dinero interviene en múltiples cambios de mercancías diferentes, es posible sustituirlo por representantes suyos, como monedas fraccionarias, papel moneda, cheques, tarjetas de crédito, etc., que facilitan aún más el intercambio.


El dinero puede ser guardado o atesorado en un momento dado, ya que representa la riqueza de la sociedad y con él se puede comprar cualquier mercancía. 

La gente puede guardar la cantidad de dinero que desee, lo cual representa una interrupción momentánea del proceso de circulación, lo cual se traduce así: 


hasta que no se obtengan más mercancías con el dinero atesorado.

Cuando el dinero atesorado se incrementa constantemente, se está ante un proceso de acumulación de dinero; es decir, acumulación de poder comprar cualquier mercancía en cualquier momento, por lo que la acumulación de dinero en la sociedad capitalista actual se ha convertido en un fin en sí misma. 

El proceso de acumulación de dinero es:


 El dinero atesorado o acumulado dificulta la circulación de mercancías en un momento dado, pero cuando vuelve a intercambiarse por mercancías, la impulsa en forma extraordinaria.


Con el desarrollo de la producción de mercancías en el capitalismo, muchas de éstas no se podían realizar ni vender, por lo que para facilitar su llegada al consumidor se desarrolla el crédito; es decir, se entrega ahora la mercancía al consumidor y éste paga después.

Al extenderse las formas de crédito, la función de dinero como instrumento de pagos también se incrementa en forma notable y hace posible liquidar operaciones de préstamo, pago de impuestos, de rentas y salarios vencidos, etc.

La función del dinero como instrumento de pago ayudó al desarrollo del dinero crédito que se manifiesta en varias formas: letras de cambio, certificados de depósito, billetes de banco, cheques, etc., los cuales pueden circular y transferirse a otras personas.


Básicamente, a nivel mundial el dinero se encuentra representado por metales preciosos (oro y plata) en forma de lingotes o barras; aunque no todos los sistemas monetarios tengan su base en oro, tienen cierta equivalencia con él.

Las transacciones económicas entre los diferentes países del mundo hacen necesaria la existencia del dinero mundial que actúa en el sistema monetario mundial y que ayuda a:


Los movimientos de las divisas (monedas de los diferentes países) se ven reflejados en la balanza de pagos de su país. Cuando el saldo de la balanza es negativo, significa que salen más divisas de las que entran. Si el saldo de la balanza es positivo, la entrada de divisas es mayor que la salida.
Es necesario que cada país cuente con un fondo monetario que le permita cumplir no sólo sus necesidades de dinero interno, sino también la función del dinero mundial. Este fondo monetario debe ser suficiente para cumplir con las funciones de una economía capitalista donde todo se intercambia por dinero, pero no debe rebasar ciertos límites que le ocasionarían problemas, como inflación, devaluación, pérdida del poder adquisitivo, etc.


  
 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada